COVID en Perú: la situación de los periodistas es la más grave de la región 

Según datos de la Asociación Nacional de Periodistas, 92 comunicadorxs han fallecido por el virus y cientos han perdido su trabajo.

COVID en Perú: la situación de los periodistas es la más grave de la región 

Desde el inicio de la pandemia, la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, afiliada a FIP en el país sudamericano, ha cubierto la situación de lxs colegas afectadxs por el coronavirus: 92 periodistas muertxs y 500 despedidxs conforman el que es, según el relevamiento regional de FIP, el peor saldo de la pandemia entre lxs trabajadorxs de prensa en toda América Latina.

En una entrevista concedida al diario Washington Post, la Secretaria General de ANP y vicepresidenta de FIP, Zuliana Láinez, explicó que “la situación de lxs periodistas en Perú de algún modo refleja la situación de la población peruana en general” y comparó la evolución de los fallecimientos de periodista en Perú con lo ocurrido en el país en general: “En mayo la selva amazónica y el norte del país tenían el mayor número de víctimas, ahora es el sur del país el que presenta la mayor cantidad de fallecimientos.

Además, Láinez señaló que a raíz del seguimiento de casos realizado por la Asociación, la entidad cree que más de la mitad de lxs trabajadores que perdieron la vida se infectaron mientras realizaban su trabajo.

Para la organización fundada en 1928, seguir los casos de fallecimientos significó desplegar personas y recursos a lo largo y ancho de la geografía peruana, un esfuerzo que se redobló a medida que se elevaron los contagios y que obligó a ANP a generar distintas iniciativas solidarias dirigidas a lxs trabajadores prensa.

Entre ellas, se destacan los encuentros virtuales gratuitos dedicados a difundir técnicas para que lxs periodistas sepan cómo guardar su salud física durante las horas de trabajo fuera de casa y su salud mental al enfrentarse a situación de alto estrés, una situación muy recurrente entre aqullxs colegas que tuvieron familiares contagiados o fueron ellos mismos afectados por la enfermedad.

Además, la organización lanzó la campaña “200 días de periodismo en emergencia”, destinada a poner en la agenda pública la situación general del sector.