Por qué importa que Argentina declare servicios públicos a la Internet y la telefonía móvil

La Federación Internacional de Periodistas apoya las medidas orientadas a ampliar y democratizar el acceso a Internet en beneficio de la educación en general y de la libertad de expresión.

Por qué importa que Argentina declare servicios públicos a la Internet y la telefonía móvil

Ante el debate suscitado por la declaración del gobierno argentino como servicios públicos a los servicios de internet y telefonía móvil, decisión que fue calificada como nociva para la libertad de expresión por distintos voceros de empresas de medios, la Federación Internacional de Periodistas se manifiesta a favor de las medidas que amplíen derechos de acceso a la información y de expresión a la población en general y que permitan que lxs trabajadores de prensa, los estudiantes y la sociedad en general tengan más y mejor conectividad.

Como sucede en muchos países de la región, el establecimiento y posterior desarrollo de internet y los servicios de telefonía celular han estado históricamente a cargo de pocos actores que han construido posiciones de poder e influencia más allá del propio mercado de comunicación al diversificar, con el paso del tiempo, su esquema de negocios y extenderse a distintos rubros ligados al sector de servicios.

En el caso argentino, algunas muestras cabales de este crecimiento en los márgenes de las leyes que en su determinado momento regularon el sector de servicios de Internet se da con empresas que iniciaron siendo medios de comunicación y luego se ampliaron y fusionaron con otras para brindar, ademas, servicios de telefonia, internet y television satelital. Al tener un radio de intereses que cruza transversalmente la vida población, es de esperar que esos actores económicos ejerzan la mayor presión posible sobre las instituciones para evitar perder no su libertad de expresión, sino su participación concentrada en el mercado.

En este momento, y a la luz de la crisis desatada por el coronavirus, se hace claramente notoria la necesidad de millones de personas de acceder a internet en sus hogares y sus teléfonos para poder, entre algunas actividades básicas, poder brindar educación para sus hijxs. 

Del mismo modo, estudiantes de cualquier carrera e incluso profesionales de la comunicación y los medios se ven perjudicados cuando un servicio como el de la convectividad está inherentemente atada a los movimientos de un mercado interesado en el lucro aun así eso dejar a considerables sectores de la sociedad sin acceso a Internet por no considerar “rentables” las inversiones en esos sectores.