México: el Estado pide disculpas por el caso de un periodista desaparecido

México: el Estado pide disculpas por el caso de un periodista desaparecido

En la víspera del Día Internacional de los Derechos Humanos, las autoridades mexicanas reconocieron su responsabilidad en la desaparición y falta de justicia del periodista Alfredo Jiménez Mota, de quien se desconoce su paradero desde el 2 de abril de 2005. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) acompaña a los familiares del reportero que continúan su reclamo de justicia y el esclarecimiento del caso.

10 dic 2021

Noticias FIP
México: el Estado pide disculpas por el caso de un periodista desaparecido

PEDRO PARDO / AFP

Por primera vez en la historia de México, se llevó adelante la firma de un Acuerdo de Solución Amistosa y Acto Público de Reconocimiento de Responsabilidad entre el Estado Mexicano y las víctimas indirectas de la desaparición forzada del periodista Alfredo Jiménez Mota. Este acto contó con la presencia de la familia del comunicador, el subsecretario de Derechos Humanos Alejandro Encinas en representación del gobierno federal, el gobernador de Sonora Alfonso Durazo y el presidente municipal de Empalante Luis Fuentes Aguilar. De esta manera, los tres niveles de gobierno estuvieron presentes para realizar el pedido público de disculpas.

Jiménez Mota era oriundo de Empalante, en el estado de Sonora. Luego de terminar sus estudios en la Universidad Autónoma de Occidente, realizó sus primeros trabajos como periodista en Culiacán, Sinaloa. Tiempo después regresó a su estado natal y comenzó a escribir para el periódico El Imparcial. Allí investigó al crimen organizado y sus vínculos con el poder político. El 2 de abril de 2005, durante el sexenio del expresidente Vicente Fox, desapareció sin dejar rastros y al día de hoy no se pudieron encontrar sus restos y el caso continúa sin ser esclarecido. Alfredo tenía 25 años.

Además del pedido público de disculpas, el acuerdo firmado ayer establece una serie de medidas de reparación, memoria y justicia. Los tres puntos más importantes son: reparación integral a los familiares de la víctima, tanto por daños materiales como morales; y la aplicación de medidas de No Repetición y Justicia. En lo que respecta a la reparación material, se aplicará una indemnización para la familia. La Reparación Moral consiste en ponderar el nombre de la víctima y su legado a futuro (en este caso se pide que se pavimente una calle que llevará el nombre de Alfredo). Las medidas de no repetición y justicia incluyen instancias de formación para el personal del ministerio público y la continuidad de búsqueda del esclarecimiento del caso y el castigo a los culpables.

El Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), organización afiliada, se refirió a lo sucedido: “El SNRP valora positivamente la disculpa pública y de perdón hecha por el Estado mexicano por la desaparición del periodista Alfredo Jiménez Mota. La organización gremial nacional de periodistas juzga, al mismo tiempo, que el gesto hecho por el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, es aún insuficiente para revertir el clima de hostilidad y grave riesgo en el que viven cotidianamente los trabajadores de la comunicación en México. El SNRP, en el marco del Día de los Derechos Humanos, insta al gobierno mexicano a qué más allá de acuerdos de solución amistosa, instrumente mecanismos, decisiones y acciones jurídicas y políticas, en los diferentes niveles y órdenes de gobierno, que salvaguarden la vida y el trabajo de los profesionales de los medios de comunicación del país”.

La Federación Internacional de Periodistas celebra este reconocimiento de responsabilidad que asume el Estado mexicano, ya que establece un antecedente positivo en la búsqueda de justicia y de la eliminación de la impunidad en los asesinatos y desapariciones de comunicadorxs, que en el país alcanza el 95%. También apoya a la familia en el pedido de justicia y exige a los distintos poderes del Estado que instrumenten las medidas necesarias para avanzar en la resolución del caso, tal como lo manifiesta el SNRP. Sin justicia, sin libertad de expresión y sin protección a los derechos humanos no puede haber democracia.
México